Saga Mass Effect, las claves de la historia

Hace algo más de un mes Bioware-EA ponían fin a la saga Mass Effect con su tercera entrega. Mucho se ha hablado y criticado ya del final de Mass Effect 3, y muchas teorías han salido al respecto. Esta entrada pretende esclarecer y recordar puntos clave de la trama principal de la saga Mass Effect, una de las mejores trilogías de los últimos años que nos ha brindado Bioware, compañía experta en adentrarnos en bastos universos llenos de detalles.

Realmente comencé Mass Effect 1 por curiosidad (y porque me lo prestaron), mucha gente me contó maravillas para que lo probara y ese momento llegó al terminar exámenes. Al comienzo me costó por el ritmo lento de su primera parte, y para más inri las misiones secundarias dejaban mucho que desear, pero fue hacia la mitad del juego donde realmente comencé a sentir que las horas echadas habían valido la pena, estaba delante de una verdadera aventura galáctica.

Mass Effect 1 y 2

La historia de la saga Mass Effect gira en torno a detener a los segadores (prefiero mil veces llamarles reaper, pero en fin), una especie de máquinas muy poderosas e inteligentes que aparecen cada 50.000 años y arrasan con civilizaciones enteras. En Mass Effect 2 nos explican que tienen parte de componentes orgánicos, ya que “absorben” la esencia de la especie por lo que son prácticamente inmortales si no se les destruye. Además llevan millones de años estudiándonos y conocen casi todo de nosotros.

Aparte de su enorme poder destructivo y su inmortalidad, tienen la capacidad de adoctrinar orgánicos, ya sea por estar bajo la influencia de un segador, o por tener contacto con algún objeto de estos. El ser adoctrinado es como una marioneta en manos de los segadores y defenderá los propósitos de estos. En Mass Effect 1 nos enfrentamos a Saren Arterius, un espectro renegado que ayuda al Soberano a iniciar el próximo ciclo de extinción. Pero la adoctrinación va más alla, e incluso los orgánicos pueden ser transformardos en cascarones, como vimos mucho en Mass Effect 2, donde individuos eran clavados en afiladas barras metalicas para su posterior transformación en una abobinación cibernética.
Algunas de las especies adoctrinadas con las que tenemos contacto a lo largo de la saga Mass Effect son los recolectores, antiguamente proteanos y convertidos ahora en desdichados esclavos de los segadores. Tenemos también a los cuidadores, extraña raza que habita desde tiempos inmemoriales en la Ciudadela, y que en un principio se desconoce su origen y propósito más allá del “mantenimiento”, por lo que la gente los ignora. Al final de Mass Effect 1 se descubre que es otra civilización adoctrinada desde hace eones por los segadores. Los geth también son utilizados por los segadores, los fieles a estos están infectados por un virus que anula su libre albedrio. Legión los llama “herejes” pero indica que solo son un pequeño número dentro de su especie.

Recolectores, antiguos proteanos

En nuestro encontronazo con el Soberano, nos cuenta que los segadores construyeron la ciudadela y los Relé de masa, para asegurarse de tener a las civilizaciones controladas para cuando llegara el momento de aniquilarlas. Esto también hace que los orgánicos no avancen más allá de zonas sin relés. Mediante esta tecnología segadora, las especies se desarrollan a lo largo de los caminos que los segadores desean. 

Las balizas que descubrimos en Mass Effect fueron enviadas por los proteanos para avisar a los suyos de la amenaza segadora y de la existencia de Ilos, esa información solo era comprensible para los orgánicos, como así nos relata Vigil, un programa IV proteano que encontramos en Ilos cuando vamos tras la pista del conducto. Vigil nos informa que los proteanos descubrieron los relé de masa y la Ciudadela hace millones de años. La Ciudadela además es en realidad un relé de masa que conecta con el Espacio Oscuro, lugar donde hibernan los segadores hasta el próximo ciclo. Cuando llega el momento, los segadores lanzan la señal a la Ciudadela que los cuidadores reciben para abrir el relé. Desde allí se inicia la invasión segadora con el fin de la aniquilación de toda forma de vida avanzada. La Ciudadela a través de los ciclos siempre ha permanecido como el centro neurálgico de las diferentes especies y del Consejo, es así como los segadores extraen la información de las civilizaciones.

Vigil nos da información valiosa para detener a los segadores

Pero no todos los proteanos sucumbieron, los refugiados de Ilos suspendieron todo tipo de contacto con el exterior para no ser detectados e investigar una forma de detener los ciclos segadores. Los cientificos proteanos descubrieron los secretos de los relé de masa y crearon uno llamado “el conducto“mediante el cual llegaron a la Ciudadela para hacer que los cuidadores ignoraran la señal. Saren a través del conducto viaja a la Ciudadela para acabar con el bloqueo y dar el control de la ciudadela al Soberano, un segador que quedó rezagado en el último ciclo y no pudo volver al Espacio Oscuro, por lo cual adoctrinó aliados para abrir el relé de la Ciudadela. Como sabemos, Shepard finalmente acaba con ambos y vuelve a instalar los archivos de seguridad proteanos para cerrar la puerta de entrada a los segadores.
Gracias a los proteanos ha habido un retraso de miles de años en el ciclo de extinción, además de beneficiarnos de la tecnología segadora que descubrimos por el Soberano. Los segadores, muy cabreados, mediante sus adoctrinados y las colonias secuestradas en Mass Effect 2, intentaron crear un segador humano, pero sus planes fracasaron gracias a la intervención de Shepard destruyendo la base recolectora al final de Mass Effect 2.
En el DLC La llegada, interludio entre Mass Effect 2 y 3, aplazamos la aniquilación segadora al destruir el Relé Alpha, el que pretendían utilizar los segadores para aparecer. Al final del DLC, tenemos unas gratas palabras del Heraldo: “Aprende esto mientras mueres en vano, tu hora llegará, tu especie caerá. Preparaos para la llegada“.

Mass Effect 3

La destrucción del relé Alpha tan solo retrasa unos días el nuevo ciclo, finalmente los segadores llegan por un relé cercano al sistema Vular y se expanden con rapidez por toda la galaxia. Cuando comenzamos Mass Effect 3, la Tierra está siendo atacada, y es cuando finalmente la Alianza y el Consejo le dan la razón a Shepard, los segadores existen y están aquí. Shepard ha de huir con el propósito de unir las civilizaciones orgánicas contra el enemigo común. En nuestra huida encontramos a un niño asustado, al que intentamos ayudar pero nos responde diciendo que no hay salvación y desaparece. Antes de escapar con la Normandia lo volvemos a ver subiendo a un transbordador, pero nadie más parece percatarse de su presencia, finalmente el trasbordador se estrella ante la mirada de impotencia de Shepard. A partir de este momento, el niño aparecerá en los sueños de Shepard, en un bosque tenebroso con sombras que le susurran mensajes mientras corre tras el niño, que siempre acaba quemándose. Según la teoría del adoctrinamiento, todas estas escenas representan la lucha interna de Shepard contra el adoctrinamiento segador, que le provocan un malestar y cansancio visible. Incluso llega a dudar abiertamente si sigue siendo humano.
Warning! peligro de adoctrinamiento!

El arma para acabar con los segadores es el Crisol, que encontramos en las excavaciones de Marte, pero para controlar su poder necesitamos un catalizador que se encuentra en Thessia, planeta de origen Asari. Buscando el catalizador lo que encontramos es el IV proteano “Vendetta” que nos cuenta que en cada ciclo la galaxia experimenta los mismos caminos y conflictos, como el irremediable enfrentamiento orgánico-sintético. También relata que los segadores no son los creadores de los ciclos, sino unos meros “seguidores” de la creencia. Confiesa que el Crisol no fue obra de los proteanos, ellos encontraron los planos pero su construcción fue saboteada por un grupo adoctrinado que creía que podía usarlo para controlar a los segadores, lo mismito que pretende Cerberus.
Un atisbo de esperanza para la paz entre orgánicos y sintéticos encontramos en Rannoch, planeta originario quariano, ya que si vamos por la via de la virtud, y permitimos que Legión transmita el código segador a todos los geth para convertirlos en unidades independientes, veremos como ambos bandos entierran el hacha de guerra para vivir pacificamente en el planeta. Recordemos que fueron los quarianos quienes comenzaron la guerra contra ellos porque un geth preguntó “¿Esta unidad tiene alma?. Para poder hacer llegar el código a todas las unidades, Legion se sacrifica, logrando así el inicio de la paz entre quarianos y geth. (¿alguien más lloró en esta escena? Legióoon nooo ;___; )
Posiblemente la mejor escena de Mass Effect 3.

La interpretación del final de Mass Effect 3

Llegamos el momento de desplegar todo el potencial de la galaxia contra los segadores en la batalla por La Tierra. Descubrimos que el catalizador es ni mas ni menos que la Ciudadela. Los segadores por culpa del Hombre Illusorio conocen las intenciones de Shepard, así que ponen en la órbita de La Tierra a la Ciudadela para tenerla controlada en todo momento. Shepard se aproxima a su objetivo pero en ese momento las fuerzas segadoras con el Heraldo al frente bajan a tierra para impedirle que llegue al puente de luz que conecta con la Ciudadela.
El rayo segador va aniquilando al pelotón que corre hasta el rayo, y finalmente impacta contra Shepard. A partir de aquí comienza el final de Mass Effect 3, una ensoñación de Shepard que dura prácticamente hasta los créditos. Voy a intentar interpretar un poco los hechos

Después del impacto del rayo segador, escuchamos la voz del Mayor Coats diciendo que nadie ha sobrevivido, sin embargo vemos a un Shepard muribundo que despierta. Si miramos a nuestro alrededor, el ambiente se parece al de nuestros sueños. Todo sucede en cámara lenta, algunos enemigos aparecen pero disponemos de una pistola con munición infinita. Antes de atravesar la luz, un merodeador (Marauder Shields) nos dispara en el hombro, pero como si nada. Conseguimos llegar a la Ciudadela, a una zona que no conocemos donde vemos algunos cuidadores a lo suyo y muchos cadáveres. Anderson nos habla por el comunicador y dice que nos ha seguido (?) pero va adelantado (?). También que se parece a la base de los recolectores (pero si el nunca estuvo allí!). Ese lugar es una reconstrucción de sitios que guarda Shepard en el subconsciente. Mientras avanzamos podemos comprobar un efecto espejo de los números en las paredes.
Finalmente nos reunimos con Anderson en la sala de control, en ese momento hace acto de presencia el tercero en discordia, The Illusive Man, (el hombre ilusorio :s) quien completamente adoctrinado y transformado mediante el poder segador nos da un discurso calcado al de Saren, defendiendo las ideas del control a los segadores. También nos hace una demostración de ese poder haciendo que disparemos a Anderson en el costado, quien en todo momento nos alerta de que ignoremos sus palabras. Esto no es más que una lucha interna de Shepard, donde Anderson es la resistencia al adoctrinamiento y TIM es la sumisión. Si seguimos por el camino de la virtud, The Illusive Man se pegará un tiro, exactamente como hizo Saren. Vuelven las cosas extrañas, nos levantamos con la mano en el costado, si recordáis bien es donde disparamos a Anderson (a nosotros lo que nos dolía era el hombro…) y activamos la opertura de la Ciudadela para acoplar el Crisol.

A continuación tiene lugar una conversación entre Anderson y Shepard bastante recortada, y este comienza a sangrar por el costado. De repente, Anderson muere y con él parte de fuerza de voluntad de Shepard, que recibe un mensaje por radio de un segador haciéndose pasar por Hacket e indicándole que el Crisol no dispara. Muy malherido trata de llegar al panel de control pero finalmente desfallece y una plataforma lo eleva hasta una cúpula.
Allí tenemos al niño que ha estado apareciendo en nuestros sueños, y punto débil de Shepard, que se nos presenta como el catalizador. El niño/catalizador/Heraldo nos explica que los ciclos se crearon con el único fin de asegurar la existencia de la vida orgánica en la galaxia, basándose en la suposición de que todos los sintéticos destruyen a sus creadores orgánicos. La continuidad de la vida en la galaxia está asegurada a través de los ciclo de extinción. Los Segadores destruyen la vida orgánica avanzada a fin de preservar un frágil equilibrio y creen que sin los ciclos los sintéticos aniquilaría toda la vida orgánica. Esto se debe a una tendencia natural al caos, ya que los orgánicos siempre van a crear sintéticos y los sintéticos siempre se rebelarán contra ellos. Los segadores también creen que son el orden contra el caos, y la destrucción de civilizaciones avanzadas es la única manera de permitir que las nuevas civilizaciones más primitivas existan.
Ahora el niño nos da a elegir tres posibilidades:
A) Opcion azul: Control  (adoctrinamiento) El azul siempre ha sido representado a lo largo de Mass Effect como lo correcto, y en este caso es lo que nos quiere hacer creer el maldito niño.
B) Opción verde: Síntesis (adoctrinamiento) Mezclar orgánicos y sínteticos, por lo que obtenemos también un adoctriamiento. Color que también da a entender que es bueno para nosotros.
C) Opción roja: Destrucción (salvación). El rojo siempre ha representado la rebeldía en el juego y lo poco correcto, y es la opción menos deseada por el niño, por eso nos asusta diciendo que como tenemos implantes sintéticos también moriríamos. Pero en realidad es la única forma de que Shepard sobreviva (siempre que tengamos más de 4.000 de fuerza militar, claro)

No quiero presionarte, pero tienes que elegir el destino de la galaxia

Elijas lo que elijas, el crisol disparará y después la Ciudadela explotará y con ella todos los relé de masa de la galaxia. Veremos a la Normandia escapar de la Tierra y llegar a un planeta deshabitado. Si elejimos la opción roja (destrucción) veremos una escena extra de Shepard respirando a través de la armadura destrozada con la placa de N7, alrededor hay escombros de lo que parece ser Londres. Esto explica que Shepard nunca se levantó después del rayo segador, el desenlance fue la lucha interna que tuvo lugar en su cabeza. Después de los créditos, un abuelo cuenta a su nieto las hazañas de Shepard, un héroe que salvó la galaxia, y que algún día los humanos podrán viajar por el espacio en busca de nuevos planetas y formas de vida.

Críticas y conclusiones finales

Entiendo que muchos no han sabido interpretar su propio final de Mass Effect 3 y les hubiera gustado que se lo hubieran dado mascadito. Tambien comprendo a aquellos que se quejan porque las decisiones no quedan reflejadas en el final, o de algunas incongruencias, o del hype cortesía de Casey Hudson. Pero lo que no puedo entender es a los que dicen que el final ha sido una mierda y que no ha estado a la altura. Sinceramente, desde que llegas a Londres comienza el desenlace con un ritmo frenético, poniéndote en el pellejo de Shepard y viendo como tras de tí la esperanza se agota, que sucumbimos poco a poco al adoctrinamiento pero que la fuerza de voluntad es la llama que nos mantiene firmes. Señores, a mi me parece un final más que respetable.
La teoría del adoctrinamiento del final de Mass Effect 3 va ganando fuerza, y es que son demasiadas cosas extrañas que hacen que todo encaje. Pero esto y más lo sabremos cuando recibamos el DLC del final extendido, y a lo mejor nos tragamos nuestras palabras, y teorías. Hay que tener en cuenta que ese DLC lleva cocinándose desde hace tiempo, y quizá por las críticas sufra modificaciones, en junio sabremos si es peor el remedio que la enfermedad.

EDIT: Después del final extendido parecer ser que ha teoría del adoctrinamiento, tan bien tejida, se cae, aclarando que lo que se ve es lo que hay. Me gusta que hayan ampliado información sobre los sucesos que ya vimos y definitivamente me doy por satisfecha.

A lo largo de estos años Bioware ha sabido construir con Mass Effect un universo sólido, con un gran número de personajes variopintos que han ido creciendo, reinventándose y nos han ofrecido escenas memorables. Pensadlo un rato y recordaréis momentos que os han hecho esbozar una sonrisa o emocionaros. Mass Effect es una gran historia que ha ganado fuerza en cada entrega hasta dejarnos sin respiro en los últimos minutos de acción.



Bonus Track
El final de Mass Effect 3 ha dado lugar a quejas y sobretodo a mucho cachondeo. Entre todo lo que he visto me quedo con esto. No sé vosotros, pero yo me parto xD

Su nombre era Marauder Shields…

Y a vosotros, ¿os gustó el final? tenéis alguna teoria diferente?

Facebook4Twitter0Google+5Pinterest0Email
Sígueme en

Arashi

A parte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Entradas relacionadas:

  • TheOne

    no puedo decir que me haya gustado el final pero tampoco me ha parecido un bodrio. Solo espero que ese dlc ate todos los cabos sueltos.

    • http://www.blogger.com/profile/01941341246167724795 Elaine

      Te ha dejado indiferente pues? bueno, a mi realmente lo del DLC me da mas miedo que otra cosa. Me veo un final de culebrón para satisfacer a un sector de fans :P

  • http://www.blogger.com/profile/03146110719196151333 Herman Toothrot

    La verdad es que a mí esto me recuerda un poco al final de Gears Of War… todo el mundo esperaba más…

    • http://www.blogger.com/profile/01941341246167724795 Elaine

      No he juegado al GOW! también tuvo muchas críticas? es difícil contentar a todos! pero no es el final lo que hace grande un juego :)

  • Barn

    Asumir que la imagen extra proporcionada por el binomio de un alto porcentaje de preparación galáctica y la opción "destrucción", es una demostración de que Shepard jamás se levantó tras el disparo segador, es una interpretación libre y discutible sean cuales sean las premisas.

    Concluir en base a esto que la gente no ha sabido interpretar su propio final es, perdóname la

    • http://www.blogger.com/profile/01941341246167724795 Elaine

      Por supuesto que es una interpretación libre, ya que es una teoría como cualquier otra de las que circulan por la red.

      Lo que es una tontería es leer: "el final no se entiende nada es una mierda." Cosas así a montones te encuentras, supongo que muchos esperaban un final plano que no le hubiera hecho ningún bien a la historia.

      Gracias por tus comentarios :)

  • http://www.teckelstudios.es/ Jandemor

    Yo lo terminé ayer… y me ha encantado.. la verdad… creo que termina como debería..

    Sobre las teorías.. pues no me creo ninguna.. creo que si sube a la ciudadela.. y creo que cuando eso revienta y respira en los escombros.. no son de londres.. sino de la ciudadela (tambien había escombros en el ME1 al final.. y era la ciudadela.. a ver si ahora va a ser toda de metal.. XD)

    • http://www.blogger.com/profile/01941341246167724795 Elaine

      Me alegro :) Podría ser perfectamente la ciudadela, por qué no! yo más que nada por el tipo de escombro y lo de la ensoñación lo descarto.
      Lo del espejo pues puede que tengas razón y solo sea un detalle, lo que es más raro es lo que pasa con Anderson y sobretodo cuando es el que recibe el tiro en el costado y no Shepard. En fin, habrá que esperar al DLC a ver si aclara algo!

  • http://www.blogger.com/profile/01626629714491067386 Deedh

    Lo chulo de este tipo de finales es lo que esta ocurriendo ahora. que cada uno dice su teoria, su opinion y todas pueden ser validas!!

    yo creo que estaba adoctrinado, por los sueños, por que leches, han tenido tecnologia reaper, han sido los que mas contacto han tenido con esa especie. hasta entraron en la base recolectora!!

    Pero como bien dice Elaine, quiza despues del dlc

  • http://www.blogger.com/profile/05642345311033509001 Guybrush

    Para empezar, no creo que tenga que haber un final boss para decir que es "el final del juego", el final del juego es todo, y sobretodo comienza cuando corres hacia "la luz" mientras el segador dispara rayos por doquier. Todo lo de arriba es el final, y ES DIOS.